¿Valen la pena las torres de aprendizaje?

Todos sabemos la importancia de fomentar la autonomía de los niños desde muy pequeños, y nuestro hogar es el mejor lugar para empezar. Para ello, es fundamental que el entorno en el que el niño desarrollará sus actividades sea “amigable” y adaptado a sus necesidades.

En este sentido, las torres de aprendizaje Montessori son un elemento fundamental para fomentar la participación del niño en las tareas diarias, fomentando también su sentido de pertenencia, confianza en sí mismo e independencia.

Catálogo de torres Montessori

—————————————————————-

¿Qué es una torre de aprendizaje Montessori?

Podríamos definir las torres de aprendizaje como “taburetes seguros” para que los niños se suban y alcancen a ver lo que estamos haciendo los adultos. Básicamente es una plataforma con escalones, pero a diferencia de los taburetes, bancos, escaleras o sillas, las torres de aprendizaje son robustas, fáciles de manejar, estables y cerradas en la parte superior para que el niño no se caiga. De esta forma, los niños pequeños pueden subir a la torre sin riesgo de perder el equilibrio, desestabilizarse o caerse, y así tomar parte activa en las tareas del hogar.

Existe una gran variedad de torres de aprendizaje en el mercado, pero los modelos con escalones fomentan la autonomía de los niños desde el primer momento, ya que pueden subir y bajar de la torre por sí mismos. Pero hay otros modelos que no tienen escaleras y solo pueden ser utilizados por niños con ayuda de los padres, al menos al principio.

¿Para qué se utilizan las torres de aprendizaje Montessori?

Los usos de la torre de aprendizaje Montessori son múltiples, aunque la cocina suele ser el espacio de la casa donde los niños le sacan el máximo partido. La cocina es donde más tiempo pasamos, y las torres de aprendizaje permiten que los niños estén al mismo nivel que la encimera o el fregadero y nos ayuden a preparar recetas, lavar frutas y verduras, manipular utensilios de cocina, preparar alimentos, etc.

También podemos utilizar este accesorio en el baño para que los niños puedan acceder de forma fácil y segura al lavabo y cepillarse los dientes, y lavarse las manos o la cara de forma autónoma. Pero la cocina y el baño no son los únicos lugares donde se pueden utilizar las torres de aprendizaje. En general, cualquier actividad doméstica realizada a nivel adulto puede involucrar al niño si utilizamos este elemento.

Los usos de la torre de aprendizaje Montessori son múltiples, aunque la cocina suele ser el espacio de la casa donde los niños le sacan el máximo partido.  La cocina es donde más tiempo pasamos, y las torres de aprendizaje permiten que los niños estén al mismo nivel que la encimera o el fregadero y nos ayuden a preparar recetas, lavar frutas y verduras, manipular utensilios de cocina, preparar alimentos, etc.

Por último, también destacamos la doble funcionalidad que tienen algunos modelos de torres Montessori, ya que se convierten en un cómodo y práctico escritorio para la habitación infantil.

Beneficios para los niños de usar torres de aprendizaje Montessori

Hay muchos beneficios para los niños al usar las torres de aprendizaje Montessori en su vida diaria. Entre ellos, destacamos los siguientes:

Aprendizaje experiencial y experiencial.

Como su propio nombre indica, el principal beneficio de este tipo de torres es fomentar el aprendizaje de los niños desde un punto de vista vivencial y experimental. Nuestras casas y muebles son de un tamaño adaptado a la vida de los adultos, y para los niños, cuyo tamaño es considerablemente más pequeño que el nuestro, es frustrante no poder ver lo que pasa por encima de sus cabezas.

Para los niños, las cosas interesantes de la vida suceden a la altura de los adultos, por lo que las torres de aprendizaje les facilitan llegar hasta nuestra altura para observar lo que hacemos, aprender de nosotros e incluso participar activamente en determinadas tareas.

Favorece la autonomía de los niños

Al ser fáciles de manejar (el niño debe poder arrastrarlo de un lado a otro sin ningún problema), accesibles y sobre todo seguras, las torres de aprendizaje permiten que el niño participe de forma activa y autónoma en las tareas diarias que solemos realizar los adultos.

Fomentar la autonomía de los niños no sólo es positivo para su autoestima e independencia sino que les permite adquirir importantes habilidades y capacidades que les serán útiles en la vida (iniciativa, toma de decisiones, resolución de conflictos, responsabilidad…).

Fomenta el desarrollo motor

Las torres de aprendizaje se pueden utilizar desde el momento en que el bebé puede ponerse de pie sin ayuda. A partir de entonces, este elemento favorecerá el desarrollo de la motricidad gruesa, permitiendo al niño trabajar el sentido del equilibrio, subir y bajar escaleras, fortalecer piernas y brazos, empujar la torre de un lado a otro… ..

Asimismo, las tareas que el niño podrá realizar gracias a la torre también beneficiarán el desarrollo de la motricidad fina, la coordinación ojo-mano y la estimulación visual.

Fomenta el sentido de pertenencia

Los niños quieren participar activamente en la vida familiar, estar al lado de sus padres, sentirse valorados y contribuir al buen funcionamiento del hogar. Potenciar su sentido de pertenencia con el uso de este tipo de elementos repercutirá muy positivamente en su autoestima, confianza y seguridad en sí mismos.

Tiempo familiar

Por último, nos gustaría destacar otro beneficio importante de las torres de aprendizaje, y es que gracias a su uso podemos pasar más tiempo en familia. Como padres, a menudo nos quejamos de la falta de tiempo que tenemos para dedicar a nuestros hijos, en parte por nuestras responsabilidades en el hogar. Pero si incorporamos a los niños a nuestras tareas del hogar, no solo estaremos aprovechando el tiempo para disfrutar juntos y crear bonitos recuerdos, sino que también será una importante fuente de aprendizaje para los más pequeños.

¿Cómo elegir la mejor torre de aprendizaje Montessori?

Existe una gran variedad de modelos de torres de aprendizaje Montessori en el mercado, por lo que es posible que tengas dudas sobre cuál elegir. Nuestra recomendación es que elijas torres que fomenten la autonomía del niño desde el principio, y para ello es importante que tengan escalones para que les sea más fácil subir y que sean ligeras para moverse.

En cuanto al material con el que están fabricados, la mayoría suelen ser de madera, ya sea natural o barnizada. También puedes encontrar torres plegables Montessori que se convierten en escritorios o formas divertidas que captan la atención de los niños.

Relacionados:

¿Qué es un Triángulo de Pikler?  - Artículos sobre paternidad y desarrollo infantil
¿Qué debo buscar en una torre de aprendizaje?  - artículos de desarrollo infantil
Tipis infantiles maravillosos para usted y sus hijos: ideas de compras para niños y bebés